fbpx
Close

15 de septiembre de 2020

“A Julio lo amenazaron, pero siguió porque era un apasionado”: amigos del periodista asesinado en Veracruz

Según sus compañeros, Julio no tenía enemigos declarados, pero corría riesgos al cubrir la nota roja en una zona con presencia del crimen organizado.

Cuentan quienes conocen a Julio Valdivia que no era un periodista de carrera, pero sí un reportero de raza. De corazón. 

“Le gustaba cubrir la nota hasta en su día de descanso -explica un compañero que trabajó con él-. No importaba si había un incendio a media noche, o un asesinato a las seis de la mañana. Él siempre acudía rápido al lugar de los hechos en su moto”.

Y en esas estaba, trasladándose en su inseparable motocicleta azul a cubrir una nota, cuando alrededor de las 14.3 horas de ayer miércoles su cuerpo apareció decapitado en las vías del tren de la localidad de Motzorongo, a unos escasos 8 kilómetros de Tezonapa; localidad donde era corresponsal para el diario El Mundo de Córdoba, en la zona centro de Veracruz. 

En un principio, las primeras investigaciones apuntaban a un posible accidente. No sería el primero al que se lleva el ferrocarril La Bestia en un descuido, o por una negligencia al volante o arriba de una motocicleta. Pero los peritos criminalistas de la Fiscalía estatal pronto descartaron esa posibilidad, publicó El Mundo de Córdoba en una nota ayer noche. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *